fbpx

La séptima abundancia

Compartir
Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

Cuando estás luchando con problemas de dinero, es tentador pensar que este es realmente un mundo cruel y hostil. Ahí estás, trabajando hasta el cansancio, y todo el dinero sale, sale, sale, alejándose, mientras que otros a tu alrededor parecen tener todo lo que quieren.

Pero así como el sol parece moverse alrededor de la tierra en lugar de la tierra alrededor del sol, eso es solo una ilusión. Debes saber, que a pesar de tus difíciles circunstancias económicas, eres infinitamente más rico de lo que crees. Y que, cuando descubras cuán abundante es tu vida, tu situación financiera también cambiará drásticamente.

bank banknotes bills business
Photo by Pixabay on Pexels.com

Tendemos a pensar que la abundancia, la riqueza o el fluir de todas las cosas buenas, se limita a tener dinero. Bueno, no lo es. Aquí hay otros seis tipos de abundancia que casi con certeza están disponibles para ti en este momento, sin ninguna inversión o esfuerzo de tu parte. Una vez que te concentres en estas áreas de abundancia, encontrarás que tu «Actitud de abundancia» automáticamente desencadenará una reacción correspondiente en el estado de tus finanzas y te hará también abundante financieramente.

1. Abundancia creativa. Incluso si no tienes un centavo, o una moneda, aún puedes tener un torrente de grandes ideas. Porque la verdad del asunto es que, aunque Dios no creó el dinero (es un concepto puramente humano), sí creó un Universo basado en el pensamiento. No hay límites para tus pensamientos. Puedes tener tantos como quieras. Puedes hacerlos tan grandiosos como quieras. Tus pensamientos viajan literalmente por el Universo e incluso algunos, a través de todo el tiempo. Permítete soñar con lo que puedes traer a este mundo y te darás cuenta de lo abundante que eres en realidad. Más concretamente, todas tus ideas para hacer girar el dinero provienen de tus pensamientos. Es un recurso enorme, gratuito e infinitamente renovable. Úsalo.

Publicidad

2. Abundancia de opciones. A menos que estés leyendo esto desde la celda de una prisión, eres una persona libre, con libre albedrío y opciones sobre cómo vivir tu vida. Entonces, si tus circunstancias actuales no son las que deseas, todo lo que tienes que hacer es cambiar tus elecciones por otra cosa y obtendrás un resultado diferente. Elige otro hábito, otra acción, otra forma de trabajar, otro estilo, otra tarea, otro lugar, otra aventura. Tienes una gran cantidad de opciones en cada momento de tu vida. Elige sabiamente.

person holding clear light bulb
Photo by fotografierende on Pexels.com

3. Abundancia de dones. Muchas personas que siguen siendo pobres en sus vidas lo hacen porque no se dan cuenta de lo talentosas que son en realidad. Están atrapadas en una mentalidad de víctima en la que se utilizan cualquier número de excusas para explicar por qué no tienen lo que quieren. Existe la excusa de «No soy lo suficientemente bueno» o «No soy lo suficientemente rico» o «No tengo la suerte» o cualquier otra frase similar. La verdad es que Dios no ha elegido a nadie para que tenga más dones que nadie. Todos tenemos un talento único y abundante. Una vez que descubras cuáles son tus dones, a través de un proceso de experiencia, prueba y error, comentarios de los demás y una autoevaluación honesta, te encontrarás en la cueva de las maravillas de Aladdin que te concederá un sinfín de deseos para el resto de tu vida. Eres es muy talentoso y se lo debes a Dios, quien te ha otorgado estos talentos para encontrarlos y usarlos.

4. Abundancia de salud. Incluso si tienes mala suerte financieramente, no hay ninguna razón por la que no puedas disfrutar del resplandor de una salud abundante. Una de las ironías de la vida moderna es que muchas personas están atrapadas en la trampa de trabajar muchas horas para tener suficiente dinero para comprar los antídotos contra el estilo de vida estresante y poco saludable que llevan. Trabajan en exceso para poder comprar las vacaciones que necesitan para recuperarse de su trabajo excesivo. El hecho es que estas destinado a vivir una vida sana y abundante, llena de energía y vitalidad. Es tu derecho de nacimiento. Si buscas cómo vivir el estilo de vida abundantemente saludable que debes vivir, es muy posible que sean los económicamente ricos los que te envidien.

dreamy woman standing on lush field at sunset
Photo by Jonathan Borba on Pexels.com

5. Abundancia de amor. La idea de que todos somos abundantes en el amor puede parecer sentimental, pero no hay forma de evitar el hecho de que, si bien tu capacidad de ganar tiene límites, incluso para los ricos, tu capacidad de amar y ser amado no tiene límites. Cuando descorchas los tapones de amor en tu vida, liberas tal flujo de cosas buenas para ti y para los demás, que es como champán en todo momento. Da y muestra amor a aquellos que son importantes para ti. Ama a los extraños en lugar de temerlos o juzgarlos. Ama a todas las criaturas con las que compartes este planeta. Ama lo que haces cada día. Y, sobre todo, ámate a ti mismo. No seas sentimental al respecto. El amor es la fuerza más poderosa del universo. Y no hay límites para ello si simplemente te dejas hacerlo.

Publicidad

6. Abundancia natural. Nuestra era moderna le ha lavado el cerebro a la mayoría de la gente haciéndoles creer que sin dinero no son materialmente ricos. Esto es simplemente una táctica de marketing inteligente con el objetivo de hacer ricos en dinero a los autores del mito. La verdad es que Dios, quien, recuerdas, no inventó el dinero, te creó para disfrutar de los frutos de la tierra en abundancia, tengas o no dinero. Simplemente no necesitas una casa grande, un yate grande, una villa en el otro país, una renta de seis cifras y cuatro vacaciones al año para disfrutar de la abundancia. ¿Y el lugar para buscar? Bueno, no está en los centros comerciales y supermercados artificiales. Está en la naturaleza. Pasea por un bosque en otoño y ve la gran abundancia de comida gratis. Camina por una playa después de un mar tormentoso para ver lo que se te ha regalado. Convierte tu pequeño jardín en una despensa de verano. Mira las maravillas de la naturaleza y nunca más creerás que debes tener mucho dinero para vivir feliz y bien.

Y ahora la clave de su futuro financiero. Cuando te concentras en estas seis áreas de superabundancia: tu don infinito para la creatividad, tu gama infinita de opciones de vida, tus talentos únicos, tu derecho inalienable a la salud, tu capacidad ilimitada de amar y la cornucopia del mundo natural, no podrás evitar vivir una vida maravillosamente abundante. Si realmente crees que la abundancia y la riqueza ya son tuyas, crearás la séptima abundancia con asombrosa facilidad. Y el dinero fluirá a tu vida como por arte de magia.

yellow sunflower and red apple fruits on green table
Photo by Jill Wellington on Pexels.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies