fbpx

Las protecciones energéticas

Compartir
Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

Hay ocasiones en las que no te encuentras bien, te faltan las fuerzas y parece que cada día te pones peor. Esto se puede deber a que tienes una carga densa que no te pertenece y esto hace que baje tu frecuencia.

Recuerda que las frecuencias o vibraciones, determinan lo que atraes a tu vida; la alta frecuencia atrae lo positivo y la baja frecuencia lo negativo.

bathroom in modern resort house
Photo by Tim Gouw on Pexels.com

Un aspecto importante para mantener una frecuencia alta es tener una casa sana y el aura limpia

Publicidad

Si nuestra casa no esta limpia podemos sufrir sensación de cansancio, incluso justo después de despertar, recuerda que el sueño es donde el cuerpo aprovecha para recargar y sanar nuestra energía.

Para saber si algo no va bien con nosotros o nuestra casa, tenemos que confiar en nuestra intuición, estamos acostumbrados a pensar y no a sentir, recuerda que somos seres sensitivos; ¡tenemos que aprender a sentir!

Prestar atención a sensaciones, como descenso de temperatura, repelús, ver sombras y todo que sintamos que no es normal; será un indicativo de que algo no va como debería.

young troubled woman using laptop at home
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Los ataques energéticos pueden ser de diferentes tipos, como las denominadas puertas negras; estás se aplican a los negocios, provocando que las personas no entren y/o simplemente no compren. Esto cada vez es más común ya que las personas en lugar de incentivar su propio negocio u ofrecer una alternativa diferente, prefieren ir en contra de los competidores y hacer todo lo posible por hundirlos.

Anteriormente podías hacer una limpieza utilizando elementos simples como vinagre; sin embargo esto ya no es suficiente debido a que la vibración de la tierra ha cambiado.

Recuerda que magia y energía solo hay una y es la persona la que la hace buena o mala.

A nivel humano, la limpieza energética se puede dividir en dos tipos, la limpieza de aura y la limpieza integral de aura. Durante la primera es solo la parte externa del huevo áurico y se hace para limpiar todo aquello que vamos acumulando a lo largo del tiempo; ya sea creado por nosotros o por alguien más.

Publicidad

Un ejemplo de esto son los egregors, que son seres que creamos nosotros mismos producidos por nuestros enfados y negatividad.

Estos seres dependen de nuestras emociones y se alimentan, por ejemplo; de nuestra rabia o miedo. Si no nos desprendemos de ellos seguiremos sufriendo y adoleciendo del mal que los alimenta.

low angle view of man standing at night
Photo by Lennart Wittstock on Pexels.com

También cabe aclarar que existen egregors positivos, se crean de forma similar solo que al contrario de los negativos, ellos rellenan y refuerzan nuestra aura. Un ejemplo son las personas con una “luz” especial, aquellas que nos trasmiten paz simplemente hablando con ellas, o  cuando tuvieron un accidente grave, pero esa persona sale prácticamente ilesa. Es ahí  donde se manifiestan los egregors positivos, que ayudan al ser humano.

En el momento que logres eliminar al egregor negativo podrás hacer que tu energía suba; pero debemos tener cuidado ya que después de esto suele quedar el aura rota.

Los envíos de magia negra rompen el aura para que pueda penetrar esa magia por lo que es importante que, al quitarte la energía o magia negativa, se sane el aura también; ya que si entramos a un lugar con energía negativa o nos acercamos a una persona con ese tipo de frecuencia, esta se filtrara. Por eso tenemos que cerrarla y sellarla.

Aprende a protegerte
Aprende a protegerte

Cuando sientes que la vida no fluye como debe o como lo hacía, cuando aparece el cansancio excesivo, la ira, los enojos, es debido a un exceso de energía negativa en un lugar. Y lo recomendable es hacer una limpieza de la casa y el tener el aura limpia.

Llegados a este punto debemos aclarar que todos pasamos por rachas buenas y malas, y que no todos recogen cosas negativas por lo que lo más prudente es hacérselo mirar.

¿Cómo saber si tenemos el aura rota?

Lo primero es el cansancio, si hay días consecutivos en los que no descansas bien, puede que se deba a las fugas de energía.

Segunda: el mar humor, estar en un estado irritable, levantarse bien y el poco estar enojado y sobre todo reconocer que tú no eres así.

Rosalía Zabala nos recomienda que para hacernos una limpieza utilicemos sal en un colador de tela, colocarlo debajo de la ducha e imaginar que nuestro cuerpo es como una botella.

Publicidad

Pensar que tenemos una abertura en los pies y mientras el agua recorre nuestro cuerpo, imaginar que todo lo malo sale por esa abertura. Una vez que ya ha salido todo lo malo cierras la abertura y cuando sientes que la botella esta llena, cerras el grifo y mientras escurre el agua cerrar los ojos para visualizar una luz verde brillante.

Otra técnica para limpiar nuestra aura consiste en una pequeña meditación.

Cerrar los  ojos.

Hacer una respiración profunda llenando nuestros pulmones de oxigeno,

Con otra respiración profunda entrar en nivel

Con una tercera respiración profunda sentir que ya estás en el nivel.

Visualizar un punto de luz blanco brillante que viene del universo.

person with silver and pink manicure
Photo by Jill Wellington on Pexels.com

Ver como ese punto de luz se va acercando hasta entrar por nuestro chakra corona y mientras baja la columna vertebral se va iluminando, propagándose por todo nuestro cuerpo desde dentro hacia afuera, formando un huevo de luz que nos protege por todos lados y nada ni nadie negativo  puede atravesar esa luz ni hacernos daño.

Con otra respiración profunda abrimos los ojos.

Todo esto solo te lleva un momento y es de gran ayuda para autoprotegernos.

Más información: https://www.rosaliazabala.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies